tweeblaarkanniedood #doshojasquenopuedenmorir

 

A propósito de aquel beso:

Hay historias contadas y señales de humo

que se divisan como

nubes con formas de meteoros.

Hay plantas en Namibia que viven mil años y

dicen los nativos del desierto

“que no pueden morir”.

Algunos científicos buscan en su ADN alguna verdad,

atisban sus secretos

y se sorprenden.

 

Pero la verdad y la inmortalidad del beso residen tan solo en el beso.

Y como la planta vive mil años

tampoco nosotros estaremos allá para descubrirlo:

los otros que vengan a contemplarla

y que sigan absortos por la belleza de sus hojas

los siguientes, asombrados

por sus tallos

entregados al ardor de su amor eterno,

vacilarán y se preguntarán qué fue de los otros ojos que

se vieron

reflejados,

y cuáles más habrán de ser los siguientes

y por qué aquel ser habrá de permanecer

aún

con sus hojas siemprevivas.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


five − = 3