Indignaos (Indignez-vous)

Hay momentos donde la historia se acelera. Quisiera que fuera así ahora mismo.

Pienso que hemos vivido como nuevos ricos sin serlo. Que hemos vivido de prestado y en parte engañados con o sin consentimiento. Con un camino enlosado, enladrillado, envenenado por promesas falsas. Embotados de consumo. Dicen de Europa que somos unos decadentes, que pronto vendran los asiáticos y nos comeremos los mocos. Tal vez sea así.

Pero esa es la guerra del señor don dinero. Y quedan otras guerras por librarse y son las nuestras, las de los pequeños, mujeres y hombres de a pie. La del paro, la de la generación perdida con el 40% de paro. La de no saber a quién representan los políticos. La de la crisis mostruosa que hará replantearse muchos esquemas productivos. La de los cuarentones en la calle que no saben cómo alimentar a sus hijos. Indignaos.

Pero hacedlo como lo dice Stéphane Hessel: “Crear es resistir, resistir es crear”. Porque la no violencia guía en la razón y es la fuente del peremne cambio. No sabemos qué pasará este fin de semana previo a las selecciones de 2011 22M. Creo que será algo maravilloso. Dejo esto escrito como testigo mudo de los tiempos venideros. Como nave extemporánea de mi otero de la lechuza.

La Junta Electoral ha prohibido las acampadas. Aunque esta noche, a las 00:00 todos seguiran allí. Son pocos, dicen, y de mensaje fragmento, quizás, pero son la semilla. Y nadie podrá desalojarlos porque son el manantial que trae los grandes cambios del s. XXI. Fuimos temerosos y perdimos la capacidad de usar la palabra “revolución”, pero estamos ante una, porque todos esperamos algo diferente: no sabemos exactamente qué y mucho de esto ya no nos pertenece y es de los más jovenes y de mi hijo (pequeño) en especial: es el futuro.

El futuro es la mejor arma para los de la plaza.

Y os dejo este enlace. Sí, es histórico y pronto lo llevaremos cerca del corazón. Y yo diré: también estuve allí.

http://www.attacmadrid.org/wp/wp-content/uploads/Indignaos.pdf

Share

4 thoughts on “Indignaos (Indignez-vous)”

  1. Estaba seguro felix que escribías algo de lo que estaba pasando, yo tengo un problema, no sé si será parecido al tuyo, y es cuando nos reuníamos aquel grupo de trabajo para analizar el modelo humano actual, y hablábamos de su núcleo duro biopsiquico-económico y sus valores verdaderos, y…fuimos unos adelantados escribiendo y repensando nuestro mundo. La herramienta que sería ahora todo aquello en manos de estos movimientos, el problema, y recuerdo lo que nos dijo Eladio. Estar formado, estar informado, o tener el conocimiento de lo que te rodea, no significa lo mismo. Es decir, falta en el discurso la profundidad para que de verdad cambien las cosas.

  2. Hola Felix, hemos comentado en Valladolid algunos de los temas que están pululando en diversas acampadas de este páis últimente, y decía que al acordarme de nuestras charlas con Eladio sobre el modelo de hombre actual, que estó que está pasando con los indignados es como si lo estuviera viendo desde arriba, como si fuera un “esto ya lo he vivido”. El problema ahora es que sí tienen número, pero no profundidad en los planteamientos (pero bueno también ocurrió en el 68 cuando los intelectuales y los estudiantes se distanciaron) y lo que se les hecha encima a esta generación que se la quiere condenar a perdida, todavía ni siquiera ha asomado.

    1. No deben dejarse condenar ni a vida ni a muerte. Es evidente que nadie les dejará que tengan voz propia, es ley de vida. La deben buscar. He leído lo que proponen y algunas cosas están muy bien (mejora de la democracia) y otras, menos (todo lo relativo al fortalecimiento del estado, es decir, mayor deuda, etc). Pero lo importante ahora es dejar las cosas bien claras: hay que cambiar el modelo. Españá debe ser un país avanzado: competitivo en sus ideas y productos, y prospero. Y siempre por delante los ideales de redistribución de la riqueza. He dicho, Gonzalo. Por cierto, hacen faltas tus ideas. Escribe.

  3. De momento he colgado un poema en mi blog dedicado a este movimiento, con miga dentro- sé que llevaba mucho tiempo sin poner blanco sobre negro las cosas- y prometo hacerlo más a menudo (yo también soy un pecador de este modelo). Mezclando creación y cuestiones de nuestro modelo/vida que nos rodea. Por ejemplo, si España puede permitirse tener una generación perdida a la que mandar a trabajar a Alemania, Noruega, Suecia…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


4 × eight =