Cuando la #falaciadeMcNamara mide los pasos del conflicto humano

Lo que no se mide no existe. Es como si los ciegos tuvieran sonar y así hacerlos ver los colores del arcoíris.

Mc Namara midió la muerte de los B-29 lanzando sus bombas incendiarias sobre Tokio.

Pero comprendió que había otra forma de actuar. Se lo dijo así a JFK en el 62. Por eso quizás no tiraron las bombas sobre Cuba. Por eso dieron cuartelillo a Kruschev. Mc Namara llamó a todo eso “empatía”.

Mc Namara no fue jamás un santo. Muchos murieron por sus decisiones. Y sin embargo…

La guerra no es justa ni in justa, es sencillamente esto, guerra y humo. Los números son números y no dicen otra cosa, no esconden numerología o tras-codificación alguna. Son cantidades mesurables. Pero detrás de todo esto resisten los hombres, y detrás de ellos el imperio de sus valores.

Y en lo oscuro reside por fin la luz. Todos los días de nuestra vida.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 7 = one