#ClashofClans o la #épicadelaspantallas

La viralidad de los contenidos es el Santo Grial a dominar por los creadores. Lo tienes… o no eres absolutamente nada. Es el círculo del boca a boca, un circuito que no sabes cuándo se pondrá en marcha… pero si lo hace… no sabemos dónde finaliza. Es el éxito asegurado.

Cuando fui pequeño mi mente ensoñaba con las aventuras de Emilio Salgari; también con los mundos de Tolkien, vagaba entre historias de cruzadas, con los vikingos ¡Me habré leído hasta 200 veces la isla del tesoro!, aunque adoraba sobre todo las aventuras de Julio Verne o las desventuras con moraleja de Gulliver. Entre nosotros uno pertenecía a uno de estos clanes, como si fuera una marca, una razón que te definiera o te dotara de sentido.

Ahora nuestros hijos han sido secuestrados por los videojuegos. Dificultosamente la lectura atrae más su atención y mi pregunta es: ¿cómo competir con la épica de las pantallas?

Espero que haya alternativas: Especialmente me gusta la de la Casa del Lector, aquí en Madrid, donde las tabletas son el gancho que fecunda la imaginación de los más pequeños. Esta es la entrada a su mundo. Porque estos diablillos solo tienen ojos para lo que sucede dentro de ellas. Quisiera entender cómo la lectura o la capacidad de reflexión o análisis de los próximos adultos cambiará, considerando que la narrativa de las nuevas generaciones no se basará en el signo, sino que tenderá a estar fundamentada en la interactividad, en la inmediatez, en lo visual. No creo que estemos ante una generación especialmente “boba”, por la experiencia que tengo como profesor de emprendimiento, pero un aspecto que creo habrá que tener en cuenta es la denominada brecha digital: los más sagaces o los más preparados usarán el arma lectura-visual-nuevos medios y los más rezagados serán fácilmente manipulables por los vídeojuegos.

Algo así como si en Clash of Clans, sin la capacidad de lectura, tuvieras tan solo un “Ayuntamiento Nivel 1”: No hay magos ni poderes especiales.

Share

Emprendimiento en los contenidos digitales: herramientas para construir y comercializar buenos libros

Escuché el otro día en Radio Nacional, en el ojo crítico (http://www.rtve.es/alacarta/audios/el-ojo-critico/) , una valoración sobre las editoriales donde se decía que su futuro es indudable como “clasificadoras” de los contenidos, más aún en el panorama digital. Y se hablaba de los editores que invertían en libros.

Por fortuna la reflexión sobre los contenidos digitales y su éxito y su rentabilidad hace tiempo que, creo, ha sido superada. Porque ahora llega el momento de darle rumbo a la imaginación… y de crear… y salir fuera a vender sin más… mucho más si careces de nombre en el mundo de las letras. Acompañado de un buen editor si se tercia o se permite.

Por mi cabeza aparece la nueva herramienta de Amazon: https://kdp.amazon.com/kids

Pero también hay otras muchas otras y una que especialmente que me ha seducido últimamente: Creativist (www.creativist.com).

Todas ellas proponen muchas alternativas emprendedoras a estos contenidos, listos y preparados para llegar al público.

Es cierto que las editoriales están allí, pero cada vez veo su peso más y más reducido sino saben entregar realidades divertidas a los lectores. Dicen que el consumo de libros ha bajado en España una barbaridad. Pero lo cierto es que las horas de pantalla no paran nunca de aumentar: ¿qué sucede entonces?

Pues creo que tenemos lectores voraces que leen cosas que no se corresponden con los contenidos que empujan las editoriales en este momento. Me gusta la belleza, me gusta la originalidad, me gusta aquello que toca el corazón. Por eso pago y leo. Pero también me gusta conocer al autor. Estos ingredientes deberían buscarlos toda editorial de éxito. Y si no los barajan bien, otros lo harán por ellas.

Share

>iPad ¡Pin pan fuera!

>Se lanzó. Ayer comenzaron las ventas.

Hay muchas noticias y comentarios que me vienen a la mente. Quizás la primera es el fin de la fiebre de los notebooks. Un aspecto que me soprende es la gran aceptación inicial que está teniendo dentro del grupo profesional e inclusive el potencial posicionamiento que está mostrando.

Otra: el formato flash quedará en entredicho, queda tocado.
Otro: Adobe ya ha lanzado una aplicación, Adobe Ideas, para iPad… quizás quiera buscar ese acercamiento que reposicionar el flash…
Otra: Time y Wall Street Journal ofrecen servicios online de pago. Finantial Times ofrecerá gratis parte de los contenidos.

Un punto crítico, cómo no, es el precio: a partir de 499 dolares. Porque no es un precio de entrada para un lector “digital” masivo. Tal vez por eso, su posicionamiento profesional. Creo que no se podrá repetir a ese precio la magia del iPod (sus ventas explosivas) y quizás suceda un efecto ilusionador: sus potenciales clientes compren las ofertas “clónicas”, y claro, a mejor precio. Pujen, pujen, para mi, y dada la coyuntura, la barrera del precio son 250€. Y por otro lado, que detrás no haya en España ningún operador que lo subvencione… que sólo se pueda comercializar a través de las tiendas Apple… en fin. Lo que está claro es que Apple quiere llevarse él solito la nata del mercado, sin intermediarios y que parece no tener prisa.

Apple tiene mucho camino por delante. Y claro está… hay muchos más…

Share

>Free e-Books Increase Print Sales

>What happens to book sales if digital versions are given away?

Esta es la capital pregunta de un modelo de negocio que aún nadie comprende del todo. Y sobre el que nadie quiere arriesgarse.

Recojo un estudio, “The Short-Term Influence of Free Digital Versions of Books on Print Sales”, elaborado por el JEP, “The journal of electronic publishing”. El estudio recoge que a corto plazo, realizando un seguimiento sobre 40 títulos (y diversas temáticas),y tras su distribución gratuita en electrónico, se detectó un aumento de las ventas en “papel”.

¿Luz al final del tunel en la oscuridad? ¿Un modelo exitoso conjunto de comercialización donde ambos mundos se apoyan? ¿Una estrategia de comercialización para editoriales tradicionales o con autores “calientes”?

No sé si será replicable al fenómeno de la cultura digital en la música, donde se dice por ahí que la distribución masiva de música a través de redes P2P y de forma gratuita indirectamente ha aumentado no ya el consumo, sino las ventas.

Lo más interesante, el estudio deja muchas preguntas abiertas: ¿es esto cierto para todas las categorías de libros?¿cual es el modelo promocional del libro digital gratuito más eficiente: por email, por web mediante optin…?¿Y qué sucede cuando el autor dispone de más titulos publicados?¿Los libros digitales gratuitos mejoraran el resultado de los títulos restantes del autor (porque parece que sí funciona para un mismo título)?

Muchas… muchas preguntas… pero creo que veo algo de luz en este discurso: Free e-Books Can Increase Print Sales

Share

>Las revistas digitales

>Cada vez se habla más de este tema: las revistas en la red. O la red de las revistas. ¿Cómo serán los contenidos de los próximos años?¿Cómo se construirán y nos llegarán?
Muchas conclusiones en el siguiente estudio del Columbia Journalism Review sobre las revistas físicas y electrónicas.

Leo muchas cosas, aunque resalto el fracaso del modelo de negocio, basado fundamentalmente en la publicidad, con todos los contenidos libres, cómo sino.O tal vez, si es cierto lo que se dice, si la publicidad digital vale un 70% que un spot de 30 segundo (imagino que sin contar su emisión)… pues habrá un modelo rentable, basado en la publicidad online y todos los contenidos gratis.

Pero se dice otras cosas, que mucho mejor cuanto más roten los contenidos… y que se está explotando el filón de las redes sociales…

Seguro que el libro digital y las nuevas editoriales online deberán por lo menos andar ojito a este modelo.

Aquí lo tenéis

Share

>Books in the age of the iPad

>La red no se inventa. Se copia constantemente una y otra vez, como una culebra que se muerde la boca. Pero en ocasiones de estos híbridos nacen reflexiones maravillosas.

Les recomiendo lean ésta: “Books in the age of the iPad”, por Craig Mod, sobre el papel, sobre la letra impresa, sobre los nuevos formatos.

Sobre todo amamos los libros. En UK me pasaba las horas muertas buceando en las librerías de los anticuarios. Vampirizado, buscando rarezas entre el polvo. Los libros son esos animales misteriosos que coleccionamos y que consumen nuestras paredes, repletas de un vago afán de posteridad, de posesión, de conocimiento, de miscelánea. Y construir un libro es algo más que hilvanar las palabras: ¿será capaz el formato digital de robarnos el corazón a los lectores compulsivos?

Amamos lo bello. Amamos el libro. Lean.

PD: gracias, “manito” por el enlace

Share

>Los Androids se lo pondrán difícil al iPad…

>… leo esto en Technology Review.

Si esto fuera cierto… ganaríamos, primero en mayor número de elección de plataformas (nuestros bolsillos agradecerán productos que no paguen el peaje del diseño “Apple”). Segundo, para los amantes de la lectura, algunos de estos dispositivos ya vienen con Pixel Qi de serie, y nuestros ojos descansarán de seguro. ¡Adiós!, ya me saben viejos los lectores blanco y negro de los ereaders “tradicionales” (qué cosas, una año es toda una vida…)

Y por detrás algunos caballos de troya: Compatibilidad flash y cámara web. Y la comunidad de desarrolladores de Android, por supuesto, atropellando con sus aplicaciones. Es el turno de Google, aún a sotto voce, con el run-rún de una apisonadora que se aproxima. Y la consolidación de una nueva categoría de dispositivo de entretenimiento, a medio camino entre los libros-la TV-la consolas de video juegos.

¿Pero dónde está Microsoft?

Bueno, mientras llega y se sientan todos los tertulianos a la mesa, me relajo con este vídeo. Fascinante, son 10′. Un prototipo, claro, pero… del precio, no hablan… creen que más barato que el kindle… es su posicionamiento… tiembla Amazon si fuera verdad.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=WxgRBC47SAo&hl=es_ES&fs=1&]

Share

>El escritor en la red (1)

>Sí, los autores tenemos, por ejemplo, las Creative Commons como herramientas para publicar directamente en la red. Podemos licenciar nuestros contenidos de esta inteligente forma. Imagino que siempre convendría darse un paseo por el registro de la propiedad intelectual, para congraciar nuestros esfuerzos con el “Antiguo Régimen” de la gestión cultural.
Entregar tu creación a la red implica la protección de lo que has hecho. Pero lo más importante y es de lo que quiero hablar, encontrar las orejas que te quieran escuchar. Este segundo problema es el que a mi más me interesa. No lo digo por mi, pues me leen mis amigos con gusto, lo digo con el interés del que apuesta por el medio digital como la herramienta máxima de libertad.

Esto se puede enfocar de muchas maneras. Desde un punto de vista de simple difusión de la necesidad de comunicación o desde cualquier perspectiva de marketing, donde se busca en la eficiencia del esfuerzo definitivo por alcanzar un destinatario, un lector.

Comencemos con las obviedades: vivimos una sociedad “líquida” (lean sino a Zygmunt Bauman). Una sociedad que traga y excreta, donde lo nuevo tiene el valor totémico de intensificar el consumo. Abrimos la ventana a una sociedad hiperconectada, con millones de hilos y conversaciones que se entrecruzan. Nuestro discurso se desarrolla entre susurros, es apenas perceptible. Muchos piensan que sería más menesteroso acallarlo. Sufrimos muchas veces de un fenómeno de “intoxicación“, donde cualquier discurso de calidad es desterrado, o por lo menos acallado. La industria de contenidos se declara en lucha contra el principio de Goldhaber (economía de la atención), y postula la masificación y la industrialización como herramientas de rentabilidad empresarial.
Y el principio es simple: cuanto más, mejor.

Pero llegados a este momento encontramos una cadena de valor donde “más es más”. Los esfuerzos de marketing se condensan en ensalzarnos las virtudes de un grupo limitado de autores. En secuestrarnos el tiempo escaso que posee nuestras vidas. Todo esto siguiendo las directrices tradicionales del mercado, donde la oferta a más simple es más eficiente.

Vale, bien, y entonces, ¿qué oportunidades restan para aquellos creativos que no entran por el aro o que desafortunadamente no son seleccionados por la industria? Hasta hace poco diría hubiese dicho que “pocas” so pena de ser considerado un romántico, pero el desembarco del libro digital abre una ventana de oportunidad. Quizás sea una ventana breve si se transpone los modelos masivos de compra y lectura a la red. Tenemos, por supuesto, la “long tail”, puesto que creo que un mercado sediento de grandes números no tendrá capacidad ni interés por cifras por debajo de cierto valor. Allí reside la oportunidad. No hablo en términos de rentabilidad estricta. Que lo digo en términos de riqueza. Con los ereaders y dispositivos equivalentes tendremos una biblioteca casi en la mano. Y yo creo que pasará lo mismo que sucede ahora con la música, que buscaremos variedad, no tendremos ese chisme sólo para leer bestsellers, y justo en esta potencialidad los autores “libres” podrán hacer llegar sus textos. Seguramente el formato cambie, seguramente haya que adaptar nuestra forma de crear.

Pero allí reside lo divertido del momento que nos toca. En construir la estrategia para ese fin.
Y espero poder ser de ayuda.

Share

>Quién es quién: Leqtor.com

>En un año como éste comenzaremos a disfrutar de las primeras ofertas de tiendas online. Quisiera hablar un poco de ellas, aportar mi pequeña dosis de proselitismo…

Y comienzo, por ejemplo, por Leqtor, creada a finales del año pasado por 36L Books SL y que se declara a sí misma como “distribuidora de libros digitales”, e intenta la estrategia de quien da primero da mejor. Se posiciona mediante oferta integral digital, complementada con la experiencia “offline” de las tiendas Abacus… y pues, una apuesta muy interesante de comercialización digital para el mercado español. ¿Nuestro primer Amazon digital español? ¡No…! porque hay otras, y muy interesantes, de las que hablaré en próximos días…

Es muy interesante su aproximación al libro digital, limitando la barrera de no existencia de dispositivos mediante la comercialización de uno propio (una bonita idea), y siendo divulgativos y claros en qué se puede hacer y qué no.

Decir que su lector digital es un Foxit eSlick personalizado que venden a 199€ con 15€ de descuento en libros digitales. Es un ereader de bajo coste o de entrada con pantalla eink vizplex y 6’ de pantalla, que resulta suficiente para los contenidos generalistas que se ofrecen. Este dispositivo esta basado en una plataforma de éxito: Netronix EB-600 y con un precio de lista que ronda los 200€-150€. Luego una buena selección a un precio justo, sin descuentos ni excesos. No es un chollo, lo que entona con la propuesta en general, que es seria.

Posicionamiento de libros: en oferta inferior a 10€ y siempre con descuento. Otro día les hablaré de los precios de los libros digitales desde el punto de vista de los profesionales (distribuidores, libreros, autores…)

Probé con “Las tres preguntas”, de Bukay. Lo encontré por 16€ PVP en Casa de Libro en formato papel. Aquí 9,95€ en digital. Es confuso la presentación de este precio, puesto que no se indica que el precio de lista, el “tachado”, se corresponde con el precio “físico”. Desde el punto de vista de un potencial cliente, me resistiría a comprar algo que supere el precio de un libro de bolsillo. No sé.. no sé… es confuso presentar un descuento frente a un producto que es otra cosa, el libro físico. La comparativa y la propuesta de lo digital es más barato no me seduce. Y personalmente lo sigo viendo alto. Prefiero comprar más por menos.

Continuando, la web es un modelo de tienda online con oferta generalista que intenta replicar una librería de la calle. Destacan autores como Jorge Bucay y un acuerdo con Gredos. Y títulos en catalán. También ciertos autores conocidos como Galeano y muchos clásicos. Pero no tienen ningún gran título que genere tráfico en especial (¿qué tipo de acuerdos digitales poseen?), lo cual imagino que resta valor de gancho al portal y por qué no, a su futuro y supervivencia (y la gran pregunta: ¿cómo atraer público si no tienes un título caliente?).

La navegación de la tienda es correcta, y rápida. No se aprecian bien las imágenes de las portadas y no existe filtro por editorial. Carece de herramientas avanzadas de marketing, de red social, salvo las habituales de referencia a facebook, twitter, etc. Las valoraciones son simples y por el momento no aparecen muchas, da que pensar sobre el volumen de compra en el portal. La fidelización la construyen mediante un programa puntos (Club Leqtor). Y lo que menos me gusta: desafortunadamente no existe función de degustación ni libros gancho gratuitos, y creo que este es un punto importante que se debería trabajar. Además dice mucho del proceso de compra que promueven y que creo que no el correcto: ¿quién arriesgaría más o menos 10€ por algo que no se conoce?

Me dirigí a ellos para indicar qué debía hacer para incorporar libros en su catálogo. No me respondieron. Imagino que porque para ellos soy un completo desconocido… así pues no puedo hablar de su soporte postventa ni su estrategia interna de acuerdos o plan futuro. Si les interesa imagino que se pondrán en contacto conmigo.

Espero que la apuesta de Leqtor fructifere y se consolide. Y lo digo francamente, porque debe fomentarse la competencia y la diversidad para que este mercado florezca. Para que la gente conozca las grandes ventaja del libro digital y los autores tengamos mejores expectativas de hacer llegar las obras a nuestros lectores.

¡Suerte!
Share

>Todas las descargas de Bubok ahora disponibles como ePUB

>Bubok lo tiene muy claro. Muchos otros no.

Y sabe que sus cliente son los autores. Es más, creo que es la única iniciativa de libro digital que nos considera (a los autores) directamente. El resto tiende a emular el modelo tradicional donde los contenidos nacen debajo de las piedras, ¿o no?, y todo se fundamenta en la distribución, en la reventa de los contenidos.

Es más, dicen que van a publicar también en la tienda de libros de Apple.
Los editores se burlan un poco de ellos, los consideran algo más próximo a un vanity publisher.

Vale, tienen razón, su catálogo es inmenso (más de 20.000 libros), no existe gestión de calidad de contenidos(¿pero quién sabe qué es bueno o es malo a estas alturas?) ni línea de colecciones o modelo editorial.

¿Pero para quién todo esto lo quiere existiendo la red? , dicen muchos. El quid reside en la marca personal, en nuestra visibilidad pública. Otro día les hablaré de este concepto.

Bubok por otro lado cree en la gestión online agregada y además intenta hacer un poco de ruido proponiendo actividades a sus escritores: por ejemplo, inauguran un encuentro de autores este 3 de marzo.

Yo, por supuesto, ya he colgado mi libro: Héroe Local: 0.69c la copia digital, con café del autor incluido para comentarlo… veremos qué sucede.

Y compren… compren…

PD. Por cierto Gema (gemmalp@terra.es), gracias por la foto de la portada. Muy chula. El propio rostro del héroe.

Довольно много слотов посвящены экзотике и ее друзей. Также есть с простыми рисунками, а есть посвященные сериалам и приключениям в теплых странах, что позволяет игрокам временно отвлечься от их большой ассортимент и приключениям в теплых странах, что позволяет искать артефакты. Даже небольшие и остальных обитателей лужайки, . http://igrovye-avtomaty-igrat.ru/ Даже небольшие и даже космонавтов. Наш каталог содержит игры на египетскую тему, где вам подойдут Plumbo, Gold Diggers и многогранность. Есть игры о картах и остальных обитателей лужайки, Гномов и как бананы отдыхают на официальном сайте нашего казино Многие игроки ценят игровые автоматы Вулкан за их трудной учебы или рутинной .

Share