Breakfast at Tiffany’s

En la novela desayuno con diamantes Truman Capote no habló jamás de “Moonriver”. Da lo mismo. Todos los dioses poseen sus pequeños defectos. Por suerte nos quedó la voz de Audrey Hepburn y la peli de Blake Eduards.

Hoy todo va deprisa y tenemos poco tiempo para exquisiteces. Si alguien pasa por aquí… la lechuza les invita a navegar las aguas del río lucero, del moonriver, plateado y galvánico… y por dios, lean el libro…

Río lucero, ancho-ancho eres
Te recorreré
Viejo constructor de sueños
Rompedor de corazones
Por donde vayas
Te seguiré

Dos vagamundos que buscan juntos
Hay tanto que ver
Detrás vamos del arco-iris
Esperando llegar a su final
Eres mi leal compañero
Mi fiel lucero y yo…

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


× 1 = three