TEMPUS FUGIT: El prestidigitador de símbolos

«Lo que se persigue abstractamente, es decir, abstrayendo del conjunto unitario, es ajeno a la felicidad. Podrá ser muy importante desde el punto de vista de la utilidad, la vanidad, el placer, el poder, la seguridad, lo que se quiera, pero no roza siquiera la felicidad. En cambio, lo que brota del proyecto fundamental, del quién que se pretende ser, por concreto y particular que sea, aunque pueda parecer mínimo, se mueve en el ámbito de la felicidad, y la afecta, la hace posible o imposible, la logra aunque sea fragmentariamente, o la destruye e invalida.» (Julián Marías)

Lean éste relato de mi libro, quizás comprendan más…les dejo su enlace para ladescarga: http://www.bubok.es/download.php?book=MTk5OTg0LTIwMTEwMzMxLQ==

Espero que no se reconozcan mucho en ellos. ¡Y ayúdenme con mi libro!¡Comparta su enlace!

Y de regalo… este corto de Miguel Angel Navarro. Y más en www.exiliofilms.com. Quien no se consuela…

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− three = 1