El oprobio de los 85 #85acumulanlariquezade3500millones

Mikelow creía que todo mantendría  su justicia y su equilibrio aproximado. Era cuestión de tiempo, se decía.  Pensaba que sin estos someros argumentos todos viviríamos diciendo “…Quien muere a hierro…”. Y esta singular justicia humana no obstante se infiltraba con excesiva lentitud, y en su parsimonia los ricos lo eran un poco más. Tal vez no era éste el dilema último sino el de no poder contestar a la pregunta de, “Pero, por cuánto tiempo…”

Por eso cuando un día leyó…

85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo

…supo que la cifra se aproximaba a su límite. Estaba colmada.

No eran los edificios grises y poderosos de Manhattan, no eran las playas arrinconadas y frías de Long Island donde los más afortunados disfrutan. Eran los 6.000 millones de brazos que se alzaban. Era el comercio esclavo del siglo XXI. Era la civilización que se arrojaba al humilladero, el oprobio de la riqueza injustificada.

En aquellos momentos se detenía frente a los muelles del Hudson y con el hermoso skyline de fondo, contemplaba la gran manzana podrida, y mientras, mordía un palillo entre dientes gritando:

-¡Vergüenza!

 

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


5 − four =