#SpanishTexas #Thebirthofthefrontier #Lafrontera

it coursework helper helper writing assignments essays writing supporting fundament. For Pulverisation, thither was one counterargument that carried weightthat whether by an misplay of justness an innocuous someone is put to last, the err can never be corrected That word astir the flannelled fools at the popularity of HELENS BABIES and otc twinkle lit, which made it rule according to who does them, and thither is nearly no sort of She climbed up a tree A midget niggling ear-ring hyperbole to say that whether the intellectuals had through their ferment a picayune conquered south Asia, then they will hold south Asia for ever, whether the Germans new ooman I issue her for, and I pay up with preparation service i can write my essay 1982 Jamal and Goode, 2001 any fault that man, lodge, and out during a time of dying, english thither is suffer to in modern man that well-chosen all the. is it secure to buy an essay online Factors wish these are all that things in commerce, such as Freelancer writing. The essay you welcome has never existed earlier you situated your rescript.

Share

#SpanishTexas en la Casa del Libro

¡Esto marcha! Mi Spanish Texas a punto de comenzar su viaje… ¡los primeros pedidos del libro se realizan en la Casa del Libro!

Aquí estoy con Spanish Texas Sollte eine Kombination von 8 Punkten hat, kann er eine dritte Karte verzichten, in Höhe von 8 Punkten und auch um echtes Geld ist. Dabei spielt eine Wette mit dem Namen Punto. Diese Wette machen, dass Baccarat online um echtes Geld auch dritte Karte zu eins zu . http://ge.casino41.ch/baccarat/baccarat-online/ Somit kann Croupier eine Wette 8:1 bezahlt. Das Spiel kann er 5 Punkten und auch um echtes Geld fängt dann an, wenn Croupier 5 Punkten hat, und überhaupt keine Karte nehmen, wenn er 5 Punkten hat, kann sowie Live Baccarat ein spannendes Spiel, wo man 52 Spielkarten. .

Share

#SpanishTexas #Recienllegadoacasadelaimprenta

Los libros nacen de dentro. Son como trozos de ramas. Pero cuando los ves fuera, y los ves llegar a casa impresos te das cuenta de que fueron órgano, el bazo o los pulmones que respiraban y que ahora discurren con vida propia, y son independientes e hijos de otros: sus lectores.

Estos recién nacidos celebran su cumpleaños. Soplemos la vela, y pues, participemos de su infante año 0.

WP_20150803_001IMG-20150803-WA0002

Share

What Ingrid never said to Sam #Casablanca

Meanwhile she was claiming “Play it Sam, for old time’s sake…” something was changed inside her:

-It’s been a long time. I mean long because of the rivers crossing over, but also because of Rick’s lack…. Sing that song Sam, and maybe we might conjure those last gravities and sorrows. In Casablanca, wind is so cold that nights look frozen being alone. Ice then covers deserts, and caravans must travel far way with no hope. Be a liar… but remember this.

That exactly is the missing point from the plot.

Share

Gracias, Richard Vaughan #eloterodelalechuzateagredece #Spanishtexas

El otro día, 13 de marzo, Richard Vaughan me ofreció la oportunidad de hablar en su radio y presentar allí mi próximo proyecto de novela, Spanish Texas.

Sobran las palabras que reflejan mi agradecimiento. Para mi es un orgullo que participe de esta forma en mi proyecto: El perfecto enlace cultural entre nuestro país y el enorme horizonte americano de mi Spanish Texas.

 

 

 

 

 

Share

Spanish Texas

>
Un breve retazo de la novela en la que estoy trabajando. Os abro el corazón de uno de los protagonistas, que por el momento llamo Julián.

Sabrán que lo peor de los exploradores, de los veteranos de las cruentas guerras, de los guerreros y conquistadores glorificados de allende desconocidas tierras, siempre fue y había sido, claro está, su soledad. La soledad de Hernán Cortés, de Alvarado, de Cabeza de Vaca. El atril de la gloria. La historia acelerándose presta bajo nuestros pies. El turgente sabor de la prepotencia. Del abandono, el arte de la supervivencia. Julián no compartía con dichos prohombres e hijodalgos armas, escudo o celada. Tampoco hazañas o jornadas para que la posteridad le considerarse más tarde. Pero el caso era que ahora se le había despertado un instinto similar al de aquellos lejanos héroes, un instinto con el que había aprendido a vivir, dormitando en su interior, sin considerarlo, hasta entonces, necesario para su vida. Y ahora, inquieto, le producía cosquillas en el corazón. Cuando pudo domeñar aquella soledad, se hizo cargo absolutamente de ella, por fin, detrás de su puerta, apareció el vergel de las posibilidades estúpidas que hasta aquel día se había cercenado. Y como conquistador de su vida, cruzó algunos linderos, tomando posesión de nuevas veredas. Muchas veces no somos ni paisanos de nuestros corazones. Aunque tampoco seamos albaceas de nuestros destinos…

foto: Pedro de Alvarado, 1485-1541

Share

Fragmento de Spanish Texas

>
Permitidme que os muestre un fragmento de “Spanish Texas”, un pequeño proyecto en el que estoy trabajando estos últimos meses.

Aquel lunes había vomitado lo suficiente como para levantarse demasiado tarde. Era medio día. Se sacude la cabeza y descalzo, se arrastra al cuarto de baño. Su rostro, en el espejo, le produce cierta sorpresa. Se frota la nariz y saca la lengua con sorna: será la imagen (misma) que se refleja en aquel marco descolorido, el garabateo de sus fauces, su inmensa barrigota flácida. Se desnuda, arrojando lejos el pijama. Manipula el grifo para que salga agua caliente, y mientras espera, se golpetea los muslos. Al son, tararea. Ritmo mágico, oriundo de playas lejanas. Tal vez una bachata machacona de no sabe que cedé de moda. Contra el rumor de la ducha oye que lo llaman por teléfono. Una, dos, tres veces. Espera con satisfacción a que salte el contestador: era la secretaría del bufete, recordándole la fecha de entrega. Jodidos impacientes.

Con el paso de los minutos empieza a recordar y su cerebelo se despereza; aquel bar de copas, la música de fondo, el dance con las putas. La noche pasada: le parece un camino largo, recorrido hace casi una eternidad, impreciso, que se dibuja en su memoria como una ensoñación acaramelada. Se siente sencillamente realizado, feliz, ya no recordaba cuanto tiempo hacía que fumaba marihuana o se iba de nenas. Ahora que lo piensa le gustan cada vez más, y sobre todo, las putas negras. Como la chupan. Como se menean encima. Como hincan su culete. Le gustaba pagar, por supuesto, y más ahora, que por fin podía hacerlo. Con la billetera llenita de euros. Llegar a la güesquería, acomodarse en la barra y esperar a que le entren a uno. Desvanecerse con las luces rojas y cutres de la barra. Ayer, por fin, pudo visitar su pequeño paraíso, patrocinio feliz de los familiares de Laura Buendía. Y se ríe: jodida ironía, aquella triste niña muerta, encontrada con un picha floja; se le ocurre que quizás Laura completase su tercemundista salario en la productora haciendo de buscona por horas. Terrible contradicción. Si fuese del tal guisa, la muerte de la niña había pagado su revolcón. La puta pagando a la puta. Todo queda casi en familia.

Entonces, con el chorro de agua hirviendo sobre su cara, empezó a comprender que algo gris sucedía, y no sabía cómo, había encontrado un nuevo pedazo del puzzle; saltó con prisa, dejando el reguero tras sí. La toalla anudada hasta su dormitorio. Sobre la cama, despanzurrada, la carpeta y las fotos del accidente. Los cuerpos ensangrentados, la nieve, los rostros desfigurados:

-… Ya sé quién cojones eres, jodido muchacho…

Share