Seamus Heaney “Digging”

Leamos a Seamus Heaney. Porque la poesía comunica intensamente. Su mensaje es tan rico al hacer universal las pequeñas cosas que nos rodean. La lechuza también sabe mirar cerca y dentro…

Between my finger and my thumb
The squat pen rests; as snug as a gun.

Under my window a clean rasping sound
When the spade sinks into gravelly ground:
My father, digging. I look down

Till his straining rump among the flowerbeds
Bends low, comes up twenty years away
Stooping in rhythm through potato drills
Where he was digging.

The coarse boot nestled on the lug, the shaft
Against the inside knee was levered firmly.
He rooted out tall tops, buried the bright edge deep
To scatter new potatoes that we picked
Loving their cool hardness in our hands.

By God, the old man could handle a spade,
Just like his old man.

My grandfather could cut more turf in a day
Than any other man on Toner’s bog.
Once I carried him milk in a bottle
Corked sloppily with paper. He straightened up
To drink it, then fell to right away
Nicking and slicing neatly, heaving sods
Over his shoulder, digging down and down
For the good turf. Digging.

The cold smell of potato mold, the squelch and slap
Of soggy peat, the curt cuts of an edge
Through living roots awaken in my head.
But I’ve no spade to follow men like them.

Between my finger and my thumb
The squat pen rests.
I’ll dig with it.

Share

Indignaos (Indignez-vous)

Hay momentos donde la historia se acelera. Quisiera que fuera así ahora mismo.

Pienso que hemos vivido como nuevos ricos sin serlo. Que hemos vivido de prestado y en parte engañados con o sin consentimiento. Con un camino enlosado, enladrillado, envenenado por promesas falsas. Embotados de consumo. Dicen de Europa que somos unos decadentes, que pronto vendran los asiáticos y nos comeremos los mocos. Tal vez sea así.

Pero esa es la guerra del señor don dinero. Y quedan otras guerras por librarse y son las nuestras, las de los pequeños, mujeres y hombres de a pie. La del paro, la de la generación perdida con el 40% de paro. La de no saber a quién representan los políticos. La de la crisis mostruosa que hará replantearse muchos esquemas productivos. La de los cuarentones en la calle que no saben cómo alimentar a sus hijos. Indignaos.

Pero hacedlo como lo dice Stéphane Hessel: “Crear es resistir, resistir es crear”. Porque la no violencia guía en la razón y es la fuente del peremne cambio. No sabemos qué pasará este fin de semana previo a las selecciones de 2011 22M. Creo que será algo maravilloso. Dejo esto escrito como testigo mudo de los tiempos venideros. Como nave extemporánea de mi otero de la lechuza.

La Junta Electoral ha prohibido las acampadas. Aunque esta noche, a las 00:00 todos seguiran allí. Son pocos, dicen, y de mensaje fragmento, quizás, pero son la semilla. Y nadie podrá desalojarlos porque son el manantial que trae los grandes cambios del s. XXI. Fuimos temerosos y perdimos la capacidad de usar la palabra “revolución”, pero estamos ante una, porque todos esperamos algo diferente: no sabemos exactamente qué y mucho de esto ya no nos pertenece y es de los más jovenes y de mi hijo (pequeño) en especial: es el futuro.

El futuro es la mejor arma para los de la plaza.

Y os dejo este enlace. Sí, es histórico y pronto lo llevaremos cerca del corazón. Y yo diré: también estuve allí.

http://www.attacmadrid.org/wp/wp-content/uploads/Indignaos.pdf

Share

La marcha del millón

Hay momentos donde la palabra libertad acelera la historia. El poder recalcitrante se tambalea, los viejos socios deben avandonar el trono.
Hay quien piensa que un par de tijeras serían suficientes. Que no sabríamos lo que sucede allá dentro. Y sin embargo no es un caja negra. Tenemos oídos. Sabemos lo que sufren. Lo que piensan. Ya no hay fronteras, ni mar Mediterráneo. Somos uno. Somos Egipto.

http://saynow.com/flash/sentplayer3.swf

Share

La obsolescencia programada

Yo antes me creía un buen ingeniero. Ahora soy un mercader. Los mercaderes aman la hermosura de las monedas y su brillo dorado. Aman sobremanera el devenir de las empresas y sus numeritos azules. Aman la inutilidad dirigida al consumo y la fidelidad de su clientela mal entendida como un coito recurrente: la puta perfecta que te pagase por su fornicio.
Los ingenieros desearían construir un mundo perfecto. Los mercaderes venderlo. Los ingenieros gozan del número y del puente romano. Los mercaderes gustan del barrizal transitado.
Hay días que sueño con mi antigua escuela de ingenieros. Recuerdo sus magníficos profesores y todo lo que aprendí allí. Reconozco las bondades de la tecnología, la felicidad del progreso perenne. Las ventajas de su uso digno. Quisiera entonces edificar una plaza con una gran estatua, poner paredes y llenarla de todo aquel conocimiento que todavía atesoro. Pero luego me despierto asustado porque me doy cuenta que lo que realmente necesito es dinero. Dinero para saldar mis deudas. Que soy un vendedor que sale al mercado, y que mis ventas alimentadas no pueden ser jamás de sueño, y son torpe obligación para alimentar así mis días, y poder dormir un poco más despreocupado, o tal vez casi a pierna suelta (según su resultado), recordando la gentil escuela de ingenieros donde una vez fui niño.

Por eso participio de la quermese de la obsolescencia programada.

Recomendado: Documental emitido el pasado 9 de enero, en la 2 sobre el consumismo y la vida limitada de los productos que compramos. Muy recomendable, reservaros 1 hora.

Comprar, tirar, comprar

http://www.rtve.es/swf/v2/embed/983391_es_videos/RTVEPlayer.swf

Share

¡Manifiesto 2011!

Cuando por fin nos hallemos cansados de gruñir y de gritar, serán entonces los tiempos del trabajo prospero.

Porque de flagelarse únicamente se puede vivir un tiempo, como del sin-comer y del sin dormir tan sólo se adelgaza o se muere.

Que la sinrazón del pesimismo dura lo que dura un café caliente.

Que la razón de la prosperidad conduce sin límites al que forma progreso constante.

Los políticos pagan sus nóminas con lujurias y tesoros de préstamo. Hay discursos que son pagados por la miseria.

Hay veces que merece la pena decir “ya basta”. Que se nos oiga tan fuerte que no quepa espacio para juntar otras palabras distintas.

Y la fuerza se dirija a su sí rotundo.

Manifiesto mi interés por sumar y multiplicar y ser luz y devolver vida a la vida.

Pasad la palabra.

Feliz 2011

Share

La historia

>Hubo que tomar una determinación:

A veces el camino no llegaba a ningún lado. Era una puerta cerrada. Costaba darse la vuelta porque cada uno de aquellos retrocesos eran siempre más y más dolorosos. En sueños se imaginaba la salida, pero solía olvidarla momentos después de levantarse, mientras calentaba la leche en el microondas. Era todo un jaleo. Había leído mucho y creía que detrás de aquellos libros se escondía la razón única. La verdad verdadera. El real mandamiento que sabría validarlo sobretodo.

Por eso y por muchas otras razones siempre quiso escribir una historia apasionante. Una historia que atesorase una poderosa razón para seguir con su mundo, para seguir con aquel peso, para seguir adelante con sus mentiras, con su mierda, con su estulticia.

Tenía que dignificarse con un cuento. Y está era, pues, su historia…

Share

>El escritor en la red: 7 consejos para tu 'blog'

>Los escritores o autores disponen de un reto clave: cómo gestionar su imagen en la red

Esto suena muy grandilocuente, pero a poco que te muevas irás dejando siempre tu pequeño rastro, tu huella “digital”. Todo lo que dices queda grabado en la sucesión de páginas, foros, wikis, etc.
Y esta foto fragmentada construye la imagen de lo que eres.

En el fondo es lo mismo de siempre, en el mundo físico, pues comunicamos aún cuando no comunicamos. Pero ahora, en esta zona neutral de la red, nuestros actos unos dicen que no llegan a nadie y otros quieren ver que tienen su particular relevancia considerando que se grita a los cuatro vientos. Yo soy de estos últimos. Por eso llevo estos años manteniendo mi blog e imagino que lo haré tanto tiempo como pueda. Porque creo que es estratégico disponer de un “campamento” base donde aquello que quieras recoger quede tal cual tú lo quieres.

Yo pienso que a poco que desees decir y si respetas el tiempo y el interés del “lector”, debe quedar bien escrito, bien estructurado, bien dirigido. Esa es la misión del blog. Tu pequeño diario personal abierto al mundo, claro, tu bitácora.

Hay muchas formas de gestionar la imagen pública en la red, y este hecho es capital para cualquier autor, primerizo o no. No sólo por la ventas, si las hubiera…

Como regalo para el potencial autor, este artículo de Enrique Dans que menciona 7 consejos para tu ‘blog’. ¡Bien escrito!

Cosas de la vida, parece que lo hubiera leído años antes y fuera ahora mi guía de cabecera. Nunca es tarde si la dicha…

Share

>La ley de Gresham

>
Gerham más o menos dijo: En cualquier proceso de intercambio “bad coinage drives out good”, o sea, la mala moneda expulsa (de la circulación) a la buena. Si hay monedas de oro y de plata de similar valor “facial”, nos quedamos siempre (acumulamos) con la que consideramos mejor (la de oro) mientras que utilizamos la de plata para los intercambios. Esto es aplicable también a los contenidos. En un lugar con malos contenidos nadie querrá aportar otros buenos, pues se devaluarían. Los malos escritores expulsan a los buenos del mercado.

¿O no?

Idea ha sido tomada de “Infoxicación: buscando un orden en la información”, libro de Alfons Cornella.

Share

>2010 Angelus Novus

>
Hay un cuadro de Klee que se titula Angelus Novus. Se ve en él un ángel, al parecer en el momento de alejarse de algo sobre lo cual clava la mirada. Tiene los ojos desorbitados, la boca abierta y las alas tendidas. El ángel de la historia debe tener ese aspecto. Su rostro está vuelto hacia el pasado. En lo que para nosotros aparece como una cadena de acontecimientos, él ve una catástrofe única, que arroja a sus pies ruina sobre ruina, amontonándolas sin cesar. El ángel quisiera detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destruido. Pero un huracán sopla desde el paraíso y se arremolina en sus alas, y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Este huracán lo arrastra irresistiblemente hacia el futuro, al cual vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de ruinas crece ante él hasta el cielo. Este huracán es lo que nosotros llamamos Progreso.

Walter Benjamin, IX Tesis sobre el concepto de Historia.

A Klee painting named ‘Angelus Novus’ shows an angel looking as though he is about to move away from something he is fixedly contemplating. His eyes are staring, his mouth is open, his wings are spread. This is how one pictures the angel of history. His face is turned toward the past. Where we perceive a chain of events, he sees one single catastrophe which keeps piling wreckage upon wreckage and hurls it in front of his feet. The angel would like to stay, awaken the dead, and make whole what has been smashed. But a storm is blowing in from Paradise; it has got caught in his wings with such violence that the angel can no longer close them. This storm irresistibly propels him into the future to which his back is turned, while the pile of debris before him grows skyward. This storm is what we call Progress.

Walter Benjamin, “Theses on the Philosophy of History, IX”

Y como no, Laurie Anderson supo glosarlo como nadie en esta fenomenal canción: the dream before, inspirada en el relato infantil de “Hansen y Gretel”.

El mejor material para la mejor digestión del 2010. Feliz Progreso. Que les aproveche.

Share

>Tres visiones para un cambio: Libro Electrónico

>

¡lectores todos!

Quisiera invitaros al siguiente acto en el que participo en su organización a través de ESADE, la Escuela de Negocio, en Madrid. Libro Electrónico: tres visiones para un cambio.

Tema candente de este año, a todas luces.

“El libro electrónico llama a la puerta. La industria cultural por excelencia, la industria editorial, afronta trascendentes retos y transformaciones, que ya muchos consideran similares a los que se plantearon en las industrias de la música o del cine en los pasados años.

Y no se trata solo del papel. También influye en el canal de distribución y venta, el marketing de los contenidos y la promoción de los autores, los gustos del público, el sentido de los editores y el propio modelo de negocio.

Las nuevas formas de consumir libros, de comprarlos y de leerlos darán lugar a que muchos agentes de la cadena de valor desaparezcan. Los editores más tradicionales ven peligrar su influencia. Las pequeñas librerías deberán transformar su oferta. Cabe la posibilidad de que la piratería erosione los ingresos y dañe la reputación o pueda incluso ponerse en peligro la iniciativa empresarial. Frente a los riesgos anteriores, también se presentan grandes oportunidades: Internet es la ventana a las nuevas generaciones de lectores y a los autores con iniciativa e imaginación, a la difusión y a la pluralidad de las apuestas.

No existe una única fórmula de éxito. Hay quien piensa en copiar estrategias del mundo off-line y trasladarlas a las nuevas formas de hacer negocios. Otros creen que el éxito se encuentra muy próximo a la idiosincrasia y a las formas del mundo digital.”

Para más información e inscripciones (es gratis) picha aquí.

Share